KOE NO KATACHI
LA PELICULA

Hola a tod@s. Hoy os traigo mi reseña sobre "Koe no katachi" o también conocida como "A silent voice". Es una película basada en el manga de Yoshitoki Ōima y está dirigida por Naoko Yamada. Se lanzó en Japón el 17 de septiembre del 2016.

Esta película nos introduce en la vida de una niña llamada Shoko Nishimiya, que es sorda de nacimiento. Cuando empezó el curso en su nueva escuela, la verdad es que lo pasó realmente mal, ya que sus compañeros la hacían mucho bullying debido a dicha discapacidad.

El otro personaje principal de esta historia es Shouya Ishida, y se podría decir que fue el principal responsable de que debido a sus abusos, Nishimiya tuviese que abandonar la escuela días después de empezar. Me daba muchísima rabia ver esas escenas en las que la pegaba, la hacía el vacío, la rompía los audífonos... Me parecían escenas muy crueles. Aunque con el paso del tiempo, las cosas cambiaron. Ahora era él el que se había convertido en víctima, todos sus compañeros le hacían el vacío y le señalaban como el único que molestaba, haciéndole recordar las malas cosas que había realizado en el pasado.

Seis años después, Ishida intenta suicidarse. Se sentía culpable por todo lo ocurrido cuando estaba en primaria. Pero antes de nada, decide encontrarse con Nishimiya y pedirla perdón por todo lo ocurrido. Para ello, se esforzó en aprender el lenguaje de signos y así poder comunicarse con ella sin problema. Al principio fue algo difícil que se pudiese formar cierta confianza entre ambos, ya que Ishida tenía aun dentro ese sentimiento de culpabilidad, y además la familia de ella no quería que se vieran por si pudiese volver a suceder lo mismo que en pasado. Pero realmente Shouya había cambiado. Aunque algunos compañeros que tuvieron en primaria aún seguían con dicha burla, como es el caso de Naoka Ueno, que también fue una de las principales personas que se encargaban de molestar a Shouko. Y por mucho que pasasen los días, estaba muy claro que las cosas no iban a cambiar respecto a ella.

Quisiera destacar una parte de la película en la que Ishida fue a ver unos fuegos artificiales con Shouko y su familia. Fue una parte preciosa, hasta el momento en el que ella decide volver a casa sola con la escusa de que tenía que estudiar. Pero lo que realmente quería era suicidarse tirándose por la ventana. Pero Ishida llegó justo a tiempo y pudo agarrarla antes de que cayese, pero esto hizo que fuese él el que tuviese la mala suerte de caer. Estuvo un tiempo ingresado en el hospital, hasta que le dieron el alta.

La verdad es que la película terminó bastante bien, ya que se hicieron muy amigos y pudieron formar un grupo con algunos conocidos.

Sinceramente creo que esta película viene a enseñarnos los problemas que se forman en las escuelas, sobre todo en la actualidad, y como un sentimiento de culpabilidad puede llegar a llevarte al suicidio, sobre todo en la adolescencia.